Jardín Infantil y Sala Cuna Los Angelitos

Inclusióny participación familiar es parte en la Educación a Distancia

A un gran desafío se están enfrentando educadoras y técnicos en educación parvularia, quienes diariamente trabajan en los 15 establecimientos de este tipo,  que son administrados por el Departamento de Educación Municipal y que hoy,  en momentos de Pandemia, están diseñando nuevas estrategias y utilizandoatractivas y efectivas  metodologías para satisfacer las necesidades educativas de las más de 700 familias que son atendidas en estos centros de educación inicial.

Parte de este esfuerzo,  es el que realiza el equipo de profesionales que forma parte de la sala Cuna y Jardín Infantil Los Angelitos, unidad educativa en la que son atendidas 52 familias del  sector Todos Los Santosde Villarrica y que desde que se inició el  Estado de Emergencia, continúa apoyando a los padres en la educación de sus hijos.

Es importante destacar que forman parte de esta comunidad educativa, familias migrantes que provienen de Haití y Venezuela, las que  han sido acogidas y participan activamente en  las actividades contempladas en la Educación a Distancia que desarrolla este Jardín Infantil.

Según explicó la directora de este centro educativo, Katherine Vergara, ha existido una continuidad pedagógica, en la que se ha logrado despertar la creatividad en las maneras de enseñar y en la que se observa una  significativa presencia de la familia y la práctica de valores como la solidaridad, la participación, la diversidad cultural y sobre todo la inclusión.

Para esta educadora,  la educación inicial es clave para el adecuado desarrollo del ser  humano, de ahí la importancia de  generar  instancias  de análisis y reflexión,  para planificar adecuadamente la  entrega de  material pedagógico a los hogares, el cual debe ser  simple,  sencillo y fácil de ejecutar. “Con esta nueva situación educacional hemos visto muy presente a los integrantes de toda la familia en el proceso educativo, en el que el padre ha tenido un protagonismo y donde también se integran los hermanos mayores en la educación de los menores”.

Un desafío profesionalque requiere principalmente de adaptación y habilidades para enfrentar esta nueva modalidad de educación que estánexperimentando  las comunidadeseducativas y donde el rol de  la familiaha sido de gran de gran relevancia. “Hemos realizado  un trabajo en conjunto con el equipolaboral,  colaborativo  y participativo,  en la ejecución de las diversas experienciasdeaprendizajes enviadas al hogar. Continuar con el proceso de enseñanza-aprendizaje  de los niños y niñas, esnuestro eje en estos momentos de Pandemia. Nos esforzamos por  brindar experiencias lúdicas, desafiantes y  motivadoras, en general  prácticas para lograr el desarrollo integral delos menores, proceso en el que ha sido vital el apoyo educativo de todos los miembrosde la familia, núcleo en el que niños y niñas gozan de  mayor vinculación afectiva y seguridad”,concluyó la educadora, Katherine Vergara.

APODERADA JARDIN LOS ANGELITOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *